Ismael Ventura y Rocío Martín imponen su ley en la Transvulcania Bike

Carlos Alberto Rodríguez, en un final más que apretado, y Andrea Pérez
se llevan el triunfo en la distancia de la K30

La Transvulcania Bike 2019 cumplió su promesa de ofrecer espectáculo. La
prueba palmera, que tendrá continuidad mañana (domingo, 29 de
septiembre) con la celebración del Descenso, disputó ayer la K75 y la
K30 donde el público pudo disfrutar de los grandes profesionales que se
dieron cita en esta tercera edición de la prueba ciclista de la Isla
Bonita.

Ismael Ventura y Rocío Martín cumplieron con su papel en la K75. El
catalán se impuso por tercera vez, la granadina sucedió en el trono a su
compañera de equipo Katy Sierra. Los tres llegaban a la carrera dentro
del grupo de los más fuerte y lo demostraron aún con la competencia de
los deportistas locales, que entregaron todo para alcanzar el mejor
resultado posible.

Ventura (ESMTB.com) venció con holgura, tanta que batió su propio récord
de la prueba en dos minutos entrado a meta con una marca de 3:05:35. El
corredor catalán, que ha completado una temporada muy regular en este
2019 del que todavía le quedan dos pruebas por disputar, marcó
diferencias bien pronto, nada más dejar atrás el primer tramo que casi
sirve de calentamiento para el pelotón.

Alcanzó al valiente Pedro Rodríguez (Vadebicis) que se atrevió a atacar
en la primera de las bajadas, y puso su marcha para ir abriendo hueco,
poco a poco, y presentarse con su habitual sonrisa en la línea de meta.
“Después de la salida he cogido mi ritmo, vi que iba bien y al final he
ido haciendo un poco mi carrera”, explicaba en la línea de meta el
triple vencedor de la prueba palmera, que reconocía que “sabía que con
ese ritmo iba a hacer la carrera y era cuestión de ver si los demás
podían aguantarlo. Era un ritmo rápido que podía aguantar toda la prueba
y me salió bien”.

Ventura volvió a quedar encantado de lo que iba encontrando en un
recorrido “que casi fue como hacer como dos careras porque en una parte
de la Isla había mucho calor y el terreno estaba seco y en la otra había
muchas nubes, el terreno estaba húmedo y había más fresquito”. El
deportista catalán no dudó en señalar finalmente que en 2020 “intentaré
volver porque venir aquí es un placer por todo, por la organización, la
gente y porque la carrera es muy diferente a lo que encuentro durante
todo el año, así que si puedo venir estaré encantado”.

Por detrás de Ventura entró, de nuevo, y también por tercer año
consecutivo el corredor del Loro Parque, Unai Yus (3:15:23). El
vitoriano señaló que había sido “otra Transvulcania Bike típica,
saliendo rápido, nos hemos venido arriba en cuanto hemos calentado y
Pedro atacó en la bajada, aunque no esté bien. Trató de sacar ventaja,
pero no había entrenado por sus compromisos y lo ha pagado. Luego Ismael
estaba más fuerte y se fue y yo he intentado mantener un ritmo bueno,
pasé una crisis a 15 kilómetros de la meta y luego, cuando faltaban diez
me he recuperado y he vuelto a disfrutar en los últimos senderos”.

Completó el podio el majorero Antonio Padrón (Vadebicis) que acabó con
un tiempo de 3:22:41 aprovechando el trabajo realizado por su compañero
de equipo Pedro Rodríguez, que tuvo que abandonar por una avería
técnica.

Entre las chicas Katy Sierra y Rocío Martín, ambas del Loro Parque Los
Silos Natural, armaron un tándem potente desde los primeros kilómetros
para ir distanciando poco a poco al resto de sus rivales. Hicieron todo
el recorrido juntas y pactaron que la victoria fuera para la más fuerte.
Y la más fuerte fue, esta vez, Rocío Martín, que llegó a meta con un
tiempo de 4:12:53 por delante de la tinerfeña Sierra, que entró nueve
segundos más tarde. Tercera fue Alba Albaladejo (D-Route Bike) que cruzó
la línea final en 4:38:44.

“Katy y yo somos de mismo equipo y salimos a tratar de asegurar la
primera y la segunda plaza. Luego, sobre el kilómetro 40, que empezaba
la bajada, nos dijimos que ganara la más fuerte, podía haber ganado
cualquiera de las dos porque eso es bueno para nuestro equipo, pero a mí
me hacía muchísima ilusión ganar la Transvulcania porque como dije
antes, no cambio cuatro carreras en territorio peninsular por esta
carrera”, señalaba Rocío Martín que reconocía estar “contentísima por
haber ganado la prueba y sobre todo por haber disfrutado tanto este
recorrido que es espectacular”.

En la K30 hubo emoción hasta la línea de meta. Joaquín David Martín
(Bemekis), recientemente subcampeón de la Madrid Lisboa (770 kilómetros
sin parar y 48 horas de tiempo empleado en carrera) llegó mano a mano
con el local Carlos Alberto Rodríguez (CC Lucandia Barlobike). El
palmero ganó un esprint tan apretado que lo finalizó volando por encima
de las vallas protectoras. Su espectacular esfuerzo para entrar con un
tiempo de 1:18:01 le valió la pena para imponerse por delante del
potente corredor tinerfeño que entró con el mismo tiempo en la línea de
meta.

Por detrás, para completar el podio, llegó Josué Martín Arrocha
(1:19:53) encabezando el reguero de corredores que empezaba a entrar en
meta a borbotones.

“Ha sido un final algo catastrófico”, explicaba aún emocionado, pero
entre risas, Carlos Alberto Rodríguez, que confesaba que había sido una
carrera “muy explosiva” siguiendo el ritmo de Joaquín David. “Salimos
muy rápido, hicimos la primera subida con Joaquín metiendo una marcha
bastante fuerte y he dado lo máximo, lo tiré todo en los últimos
kilómetros, habíamos ido toda la carrera juntos y acabo más que contento
con mi ritmo de carrera y, por supuesto, con el triunfo”, finalizaba el
vencedor de la K30 masculina.

En la prueba femenina volvió a imponerse la juventud. Si el año pasado
la ganadora era la cadete Sara Dorta (Loro Parque), el triunfo en esta
tercera edición se lo adjudicó la jovencísima Andrea Pérez (CC
Ballester), también en edad cadete. Andrea fue la más fuerte y aprovechó
el trabajo de un compañero de su equipo para salir con todo e ir
marcando diferencias “sin mirar hacia atrás, pero respetando a todas mis
compañeras de pelotón”, tal y como decía en la línea de meta.

La ciclista tinerfeña fue abriendo hueco respecto a Elizabeth Breval
(Tamadaba Bikers), Isabel Castro (Tenerife Bike Point) y la propia Sara
Dorta, que marchaban en su persecución y terminó entrando en meta como
vencedora parando el cronómetro en 1:37:44. Por detrás llegó Breval,
segunda (1:40:33) y tercera fue Castro (1:44:12).

“Se me hizo dura la primera parte porque había calor, polvo y mucho sol,
pero cuando empezamos a bajar fui cogiéndole el ritmo, ya con más
fresquito, en unos tramos más divertidos y la verdad es que gracias a mi
compañero que me fue ayudando mucho todo el rato pude llegar bien a
meta, aunque perdiera el botellín y llevara todo el rato sin agua”,
desvelaba la joven corredora de Candelaria, que impuso su estrategia de
“tirar siempre hacia delante”. “Esta es la primera vez que hacía la
carrera y me encantó, me gustaría repetir el próximo año”, finalizó la
vencedora de la K30.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *